La iglesia
Ampliar
Carlos Lasierra :: 01 Ago 2005
La iglesia de Santa María se encuentra enclavada en el centro de la población, junto al Ayuntamiento y la calle “mayor”, en un pequeño ensanche de ésta, que conforma una coqueta plaza. Delante de la portada del templo se ha colocado modernamente una reproducción de la presa a modo de fuente.

Los materiales en que esta construido el templo son : piedra sillería de muy buena factura, colocada como basamento y como refuerzo en esquinas y contrafuertes. El resto de los muros se conformaron con la colocación de piedra en mampostería mezclada con bastante argamasa. El segundo cuerpo de la torre levantado en la misma época que el resto de la iglesia se realizó en ladrillo, así como el tercer cuerpo de planta octogonal y de época barroca.


Tiene planta rectangular con cabecera poligonal de cinco lados. En su interior su única nave se cubre con bóveda de crucería estrellada bastante complicada, formada por diagonales, terceletes, pis o pies de gallo, combados y ligaduras, que dibujan una flor central. Las claves se decoran con pequeñas claves decoradas con temas vegetales y realizadas en yeso. De igual forma se cubre la cabecera, que sigue el mismo esquema que en la nave con el resultado final de la flor central, en la combinación de las nervaduras. Ignoramos de qué arrancaban las nervaduras, pues fueron ocultadas por la colocación de un entablamento a modo de cornisa que recorre toda la nave, y pilastras adosadas en los contrafuertes que rematan con capiteles compuestos. Tan solo en la cabecera, y en sus lados diagonales y central no se aplicó la citada cornisa, quizás por ser el altar mayor primitivo más grande que el actual, y allí conserva el arranque de los nervios de las bóvedas desde unas sencillas ménsulas en yeso.


A ambos lados de la nave se abren capillas entre los contrafuertes, que están comunicadas entre sí. Todas se cubren con bóveda de crucería formada por diagonales y combados, que arrancan sus nervaduras de ménsulas realizadas en yeso, y que representan cabezas de ángeles aladas. Solamente existe una capilla en el lado del evangelio que se transformó en época barroca, seguramente en siglo XVII, cuando se realizó la reforma interior de la iglesia. Cambió su cubierta por una cúpula con linterna sobre pechinas. Conserva parte de su decoración. Es una pintura que cubre con casetones polícromos el intradós del arco de comunicación con la nave, y decoraba también los muros, donde conserva una figura que representa a San Cristóbal?, al igual que en las pechinas, donde se representarían a los cuatro Evangelistas de los que se dos se encuentran en buen estado, uno casi se ha perdido y la otra aparece vacía. Es una representación barroca, recargada, y popular, donde se enmarcan los evangelistas en una orla rodeada de roleos y de motivos vegetales estilizados.


Al exterior en su fachada destaca su sencilla portada, articulada por dos pilastras sobre las que se asienta un sencillo frontón triangular, y que encierran un gran vano en arco de medio punto como puerta de entrada. Sobre ella un también sencillo óculo que sirve como iluminación al coro alto que se levanta a los pies del templo sustentado por una triple arcada, obra de la época barroca de la reforma de la iglesia.



La torre, como ya hemos dicho antes al referirnos a los materiales, está construida en piedra en su primer y alto cuerpo que asciende hasta la altura de la nave de la iglesia. Sobre él se levantó otro cuerpo, que podemos denominar como campanario, en ladrillo. Presenta dos vanos por cada lado, con arco de medio punto. Las pilastras que lo conforman, así como las albanegas entre los arcos, se aprovechan, como buen ejemplo de estilo mudéjar, y se rellenan con decoración, cualquier espacio, sirve para la colocación de pequeños dientes de sierra, que rompen la monotonía de los muros, y juegan con la luz, desmaterializándolos.



Sobre este cuerpo se levantó ya en época barroca un cuerpo de planta octogonal, también en ladrillo, que se articula con pilastras y vanos en arco de medio punto. Se remata actualmente con un tejado de tejas vidriadas de color azul combinadas con otras más claras realizando un zig-zag y rombos. Anteriormente lo hacía con un cono realizado en ladrillo por aproximación de hiladas que se conservó hasta la última restauración.

Cronológicamente sabemos por su estructura que se edificó en el siglo XVI, pero precisando más y analizando el dibujo de sus bóvedas y en comparación con otras de distintos edificios de la época, tanto góticos como mudéjares, podemos fechar su construcción desde la mitad del siglo XVI en adelante, alrededor de 1570.