Ermitas
Ampliar
Carlos Lasierra :: 01 Ago 2005
Ermita de la Virgen de los Dolores
La ermita se encuentra siguiendo la calle mayor y una vez pasada la plaza. Es el clásico edificio de la comarca, de estilo barroco y planta centrada o de cruz griega. Se da mucho esta tipología de ermitas en toda la comarca. Tiene una gran cúpula central con una desarrollada linterna. Tanto el ábside, como los brazos del crucero acaban con planta semicircular.



Combina distintos materiales en su construcción, piedra tanto sillería de buena calidad, perfectamente tallada, mezclada con mampostería y ladrillo, para vanos, alero y sobre todo en la linterna. Cubre todos sus tejados con teja vidriada de color verde.

Al exterior a parte de la cúpula con su linterna, y sus formas ábsidiales curvas, muy barrocas, destaca su portada. Realizada en piedra donde se tallan sendas pilastras rematadas por capiteles corintios, que enmarcan un arco de medio punto como puerta, y decora las albanegas con la aplicación de temas vegetales. Sobre este conjunto un entablamento liso, que se articula con unas pilastras en las esquinas decoradas con media voluta colocada verticalmente y una figura de ángel en el centro. Remata con otra cornisa, y encima con dos hornacinas aveneradas a los lados, que centran otra hornacina de mayor tamaño, igualmente avenerada, con las pilastras que la forman decoradas con ángeles tenentes a modo de estípites y a la que se le coloca ambos lados una movida decoración vegetal. Todo el conjunto se ve realzado por el enmarque que se produce en la fachada con la colación de una cornisa en resalte, que envuelve toda la portada, y con dos óculos a ambos lados en la parte superior. Perdió las esculturas de las hornacinas, pero aún así, dentro de un barroquismo moderado, es un espléndido ejemplo.

Al abrir la puerta y traspasar su umbral nos invade una fuerte sensación de color, de luz y de movimiento. Color fuerte que ha recuperado tras la última restauración, color en el trampantojo del altar mayor, y color en las decoradas pechinas, realizadas en yeso, policromadas, y que representan como en la capilla barroca de la iglesia a los cuatro evangelistas, enmarcados en sus orlas y rodeados de una abigarrada decoración. Luz que entra a raudales por la linterna de la cúpula, y por los óculos de la fachada. Y movimiento que se consigue con su planta centrada, sus brazos terminados en ábsides, cubiertos con bóveda de lunetos que se agallonan en los ábsides y su cúpula que se alza hacia la gloria del cielo.



Es una obra en origen del siglo XVII, pero fuertemente restaurada en los siglos XIX y XX.


ERMITA DE LA VIRGEN DE LAS NIEVES



Esta ermita fue construida alrededor de los años cuarenta, sobre unas ruinas de un antiguo castillo árabe, que carecía de valor arquitectónico.



ERMITA DE SAN JORGE



Es una ermita de reciente construcción, ya que la antigua ermita estaba en ruinas, se construyó con el esfuerzo de todos los vecinos del pueblo en el año 1981.